Toyota 86

Una cuestión de herencia... Heredero de una rica historia de vehículos deportivos que se remonta a los Toyota Sports 800 recibió el diseño de transmisión (configuración FR y motor boxer), del 2000GT las curvas estilizadas, y del AE86 el espíritu deportivo.

 

El diseño frontal del Toyota 86, denominado “Keen Look” muestra unas líneas dinámicas que nacen en el capot y continúan en el techo hasta el baúl. Presenta una parrilla tipo panal de abeja, con diseño de “Malla T” (símil fibra de carbono), que contribuye a reducir el ruido del viento y a obtener un gran caudal de aire.

El capot tiene un diseño bajo y plano, que lo permite la configuración del motor boxer.

Las líneas sobre las ópticas continúan el concepto estilizado, y así se extienden hacia los laterales. Ópticas bien carenadas, que incorpora luces de LED en combinación con faros de alta intensidad (HID) en la versión tope de gama, y faros antinieblas integrados en los paragolpes, que continúan las líneas aerodinámicas del vehículo.   

 

 

El diseño lateral refleja un diseño moderno mezclado con elementos tradicionales que se tomaron del legendario Toyota 2000GT. Los guardabarros levantados facilitan el mejor posicionamiento de los neumáticos, de 16” o 17” según la versión. Sus dimensiones (4240 mm de largo x 1.285 mm de alto), hacen del Toyota 86 el deportivo de 4 plazas de menor tamaño del mercado.

 

 

El diseño trasero nos muestra un estilo de diseño muy retro y fluido, cabina compacta, con una postura amplia para el conductor. La posición levantada del difusor trasero, le permite mejorar el flujo aerodinámico en la parte inferior de la carrocería, además de brindarle una apariencia más deportiva. 

Consta de luces de LED de 12 elementos para freno, ubicadas al lado de las luces de reversa. Debajo, integrada en el bumper, se encuentra la luz antiniebla de seguridad. Por último, se puede apreciar la doble salida de escape con terminación cromada, que brinda un aspecto deportivo logrando una mayor eficiencia del sistema de escape. Como detalle, el diámetro de las salidas del escape mide 86 mm.

 

 

El Toyota 86 es el primer auto a nivel mundial que combina un motor boxer de 4 cilindros con la tecnología de última generación D-4S de Toyota, dando como resultado: un desempeño superior y amigable con el ambiente. El sistema D4-S consiste en dos inyectores por cilindro, uno en el puerto de admisión y otro directamente en el cilindro. Para optimizar el consumo de combustible, ambos tipos de inyectores operan simultáneamente o independientemente, según las condiciones de manejo.

El motor Boxer brinda una respuesta suave, rápida y fácil de controlar. Cuenta con 4 pistones en una configuración de 180 grados, lo cual permite que el centro de gravedad sea más bajo que el de un motor convencional en línea. Además, debido a que los pistones se mueven en pareja, permite un excelente nivel de balance.

La carrera y diámetro del pistón cuadrado (86mm x 86mm) le brinda una alta compresión (12,5:1) y una excelente respuesta de 7000 RPM. Este conjunto entrega 200 CV de potencia al Toyota 86. Toda esta combinación brinda un torque potente para arranques rápidos, un balance natural entre pistones de ambos lados sin necesidad de usar contrapesos, y se optimiza la eficiencia de la combustión, contribuyendo al desempeño del motor y a la economía del combustible.

 

 

Chasis: Carrocería liviana y bajo centro de gravedad: con una estructura rígida de tan sólo 1200 Kg., el 86 ofrece un excelente desempeño tanto en circuito como en caminos abiertos. Es un auto sorprendentemente dinámico: su relación peso/potencia de 8.23 kg/CV.

Además, debido al diseño de la estructura y suspensión, en conjunto con el motor Boxer, el centro de gravedad es sumamente bajo, lo cual le permite al vehículo un excelente nivel de maniobrabilidad y estabilidad, a tal punto que es uno de los autos de producción con el centro de gravedad más bajo del mundo.

 

 

Seguridad: Cumple con los más altos estándares en materia de seguridad. Ofrece sistema de control de frenos ABS con control de tracción (TRC) y Control de Estabilidad (VSC o Vehicle Stability Control), el cual se puede ajustar según las preferencias del conductor y las condiciones de manejo del vehículo.

El sistema de control de estabilidad VSC permite un deslizamiento controlado del vehículo, en conjunto con el control de tracción TRC.

El VSC, le ofrece además al cliente el beneficio de poder explorar libremente los límites dinámicos del vehículo mientras conserva un grado de intervención para su propia seguridad. Este compara la intención del conductor al manipular la dirección y los frenos con la respuesta del vehículo y procede entonces a activar los frenos de manera independiente en las llantas delanteras o traseras y/o reducir la potencia del motor con el fin de corregir su trayectoria y mantener el control.  Este sistema puede ser desactivado con solo presionar su interruptor durante 3 segundos.

Sistema de deformación progresiva: Independientemente de su bajo peso, la estructura del 86 cuenta con un extraordinario nivel de desempeño contra impactos. Se ha logrado un excelente nivel de dispersión de energía con impactos frontales, laterales y traseros, asegurando la integridad de la cabina,  además de impactos contra peatones.

La estructura de dos puertas indica que gran parte de la energía del impacto es direccionada al pilar B del vehículo y al costado del techo, por lo cual estas áreas están más reforzadas.

Prevención de impactos inferiores: Debajo de la carrocería se encuentran protectores para el motor y sistema de escape, los cuales permiten que el conductor sienta cuando la parte inferior de la carrocería hace contacto con la superficie del camino, ayudando a prevenir daños indeseados.

 

 

El diseño interior del 86 está enfocado en el desempeño. Si su manejo es deportivo entonces tiene que permitir llevar el control del vehículo siempre. Al respecto la buena visibilidad es primordial. Esto permite a sus ocupantes percibir exactamente lo que el vehículo hace y lo que sucede a su alrededor. Una consola baja con controles intuitivos divide claramente ambos lados de la cabina. El volante tiene un diseño funcional con un grip adecuado. El aspecto deportivo se acentúa con los relojes dado que su  ubicación y diseño son aptos para una lectura rápida, cuenta con asientos deportivos envolventes de buena sujeción, que anima a una conducción deportiva. El panel de instrumentos es el característico de un deportivo, con interruptores tipo switch. Muy sobrio, completo, y simétrico que facilita al conductor ubicar la línea central del vehículo y notar cualquier cambio leve en la postura del mismo.

El torpedo o salpicadero del tablero en forma de arco es de un tono opaco, lo que reduce el resplandor. Los difusores de ventilación poseen aros cromados lo que le da un toque lujoso. En el panel y en los relojes, se puede apreciar un patrón de “malla T” desarrollado exclusivamente para el interior del 86, similar a aquél que se encuentra en la parte exterior en su parrilla por ejemplo.




Login
Usuario
Clave

Buscar en el sitio

|| Encuestas

No Hay Encuestas disponibles

Toyota 86


Autofans
   www.autofans.com.ar

Posicionamiento en Buscadores - eMarketingPro | Diseño Web - NetOne